¿Mal olor en las axilas? Te decimos cómo controlarlo

Por Karen López

Joven con mancha de sudor en la ropa

El sudor es una respuesta física de nuestro cuerpo ante ciertos estímulos como el calor, el ejercicio, el miedo o el estrés, pero ¿qué hay del mal olor en el sudor? 

La realidad es que el sudor es un líquido inodoro, pero el olor que percibimos o asociamos a él es causado por microorganismos que viven en ambientes calientes, húmedos y ocultos, como las axilas. 

Sudor con mal olor

El mal olor de las axilas se deriva de muchos factores y no solo de una mala higiene -como seguro muchos lo piensan-. ¿Sabías que existe una condición llamada bromhidrosis? De acuerdo con investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de British Columbia, este padecimiento es causante del mal olor proveniente de las axilas, pies, pecho y genitales, debido al mal funcionamiento de la glándulas sudoríparas del cuerpo. 

Pero, ¿cómo es que puedes llegar a tener esa enfermedad? Algunos especialistas afirman que su origen es genético, aunque también puede derivarse de padecimientos como diabetes, enfermedades de tiroides, obesidad, entre otros.

Exceso de sudor

Por otra parte, la hiperhidrosis es el exceso de producción de sudor, que puede empeorar la bromhidrosis, debido a que el sudor excesivo ablanda la capa de queratina (lugar donde se alojan las células que endurecen el tejido) y la expone a bacterias , fomentando su crecimiento y provocando un fuerte olor, de acuerdo con información de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Un joven empresario nota su sudor

Otras causas del mal olor

Como lo mencionamos anteriormente, no solo la mala higiene causa un aroma imposible de disimular, también existen otros factores que contribuyen al mal olor en las axilas como los ácidos grasos, enfermedades de origen metabólico (diabetes, hemocromatismos, hiperparatiroidismo) y la ingesta de ciertos productos como el ajo, la cebolla, el curry, el alcohol y ciertos fármacos, explica el Dr. Miguel Allevato, Jefe División Dermatología del Hospital de Clínicas, de la Universidad de Buenos Aires.

Cebolla en rodajas de madera sobre una mesa de piedra negra en el jardín de verano

La edad en la que las glándulas apocrinas comienzan a funcionar es entre la pubertad y la adolescencia, es por eso que en esta etapa se de debe poner mayor atención a la forma en cómo reacciona el cuerpo ante el calor y el ejercicio, pues es más común que se presente la bromhidrosis. 

Una de las recomendaciones que generalmente hacen los médicos a quienes padecen bromhidrosis es la depilación (adiós a los prejuicios de que los hombres no se deben depilar) porque justamente las partes del cuerpo con más vello producen una mayor cantidad de sudor.  

TIP: Si practicas algún deporte o actividad que te lleve a sudar con mayor intensidad, debes considerar adquirir un antitranspirante potente, especializado para la sudoración excesiva

 

Joven atlético haciendo algunos ejercicios de fitness con una cuerda

¿Cómo puedo evitar el mal olor en las axilas?

Ahora que ya sabemos de dónde proviene el mal olor de nuestras axilas, te daremos algunas recomendaciones que los expertos en dermatología de la Universidad de British Columbia nos comparten para poder controlarlo.

  • El aseo diario con jabón antiséptico es primordial.
  • Cambia de ropa diariamente.
  • Evita la ingesta de alimentos condimentados. 
  • Bebe al menos 2 litros de agua diariamente. 
  • Evita ingerir estimulantes como el café, que aumenta el sudor.
  • Usa un antitranspirante especializado y con un mayor poder de protección.

Recuerda llevar una vida balanceada y acudir a un especialista si sudas en exceso o sufres de mal olor, él te ayudará y proporcionará los cuidados adecuados para que la bromhidrosis no afecte tu salud ni tu vida social. Disfruta de todo aquello que amas, por que recuerda, el sudor también es sinónimo de esfuerzo y pasión.

Este artículo fue presentado por Colgate-Palmolive Company, los fabricantes de los productos Speed Stick. Las perspectivas y opiniones expresadas por el autor no reflejan la posición de la empresa Colgate-Palmolive.
Este artículo está destinado a promover la comprensión y el conocimiento sobre temas generales de higiene personal. No pretende ser un sustituto de asesoramiento profesional, diagnóstico o tratamiento. Siempre busque la recomendación de un especialista u otro proveedor de atención médica calificado con relación a cualquier pregunta que pueda tener con respecto a una afección o tratamiento médico.
Fuentes:
Teegee, Nathaniel. (2018) Bromhidrosis. Canadá. Medscape. Recuperado el 25 de mayo de 2020, de: https://emedicine.medscape.com/article/1072342-overview 
Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos. (2019) Hiperhidrosis. EE.UU. Medline Plus. Recuperado el 25 de mayo de 2020, de: https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/007259.htm
Molina, Brenda. (2013) El mal olor tiene nombre y solución: Bromhidrosis. Madrid. EFE:SALUD. Recuperado el 25 de mayo de 2020, de: https://www.efesalud.com/bromhidrosis-el-mal-olor-tiene-nombre-y-solucion/
Allevato, Miguel A., (2006). Mal olor corporal...un freno en relaciones. Recuperado el 25 de mayo de 2020, de: http://www.atdermae.com/pdfs/atd_29_01_06.pdf

Artículos Relacionados

  • Alergia al sudor
    Puede ser difícil diferenciar entre una alergia al sudor o una erupción por el calor. Conoce más sobre las alergias al sudor, sus causas y síntomas.
    Leer más... »
  • Desodorantes sin Aluminio
    Desodorantes sin aluminio o de orígenes naturales: Descubre qué es lo que hace el aluminio en los desodorantes y cuál es la mejor opción para ti.
    Leer más... »